ruta5@masaimedia.cl
Image Alt

El amanecer más recomendado de la zona

El amanecer más recomendado de la zona

Hay un lugar mágico en medio del desierto más árido del mundo; Los Geyser del Tatio, un panorama poco visto en el mundo y que guarda gran importancia geológica. Este increíble destino natural asombra por su curiosa manera de manifestarse, llenando de energía a todos los que lo visitan. Es indescriptible la belleza de sus panorámicas, ya que además, comparten una extensión llena de flora y fauna típica de la zona, convirtiéndolo en un verdadero espectáculo de la naturaleza. 

A  79 kilómetros de San Pedro de Atacama puedes aventurarte a conocer el campo de geotérmico más grande de todo el hemisferio sur y el tercero a nivel mundial; antes de Yellowstone en Estado Unidos y la Reserva Natural Kronotski en Rusia.

Los Geyser del Tatio se encuentran a 4.200 metros de altura, uno de los lugares con mayor altura de la zona y donde muchos turistas temen sufrir el temible mal de puna. Pasarás drásticamente los 2.500 metros de altura de San Pedro, por lo que es recomendable llevar una botella con agua de coca; si no te gusta el sabor, puedes masticar hojas, dulces o incluso calugas de coca. No te asustes, hay muchas opciones. Además no te olvides de respirar lenta y controladamente, evita los movimientos bruscos y correr cuando estés en el lugar, debes saber que hay menos oxígeno y tus pulmones tienen que aclimatarse al cambio.

Considera dormir temprano la noche previa, ya que te recogerán por la madrugada si contrataste un tour operador. Este recorrido tiene un tiempo estimado de 1 hora y media en un camino pavimentado, para luego tornarse pedregoso.

Antes de llegar a este espectáculo natural debes saber que “El Tatio” significa el abuelo que llora en lengua Atacameña Kunza, este nombre proviene del hecho de cuando cae el río este lo hace justo en los “ojos” del abuelo.

Este recorrido se hace en madrugada por lo que llegarás al amanecer, uno de los momentos más hermosos de la naturaleza. Cuando el sol sale desde la cordillera para alzarse hacia un nuevo día. Ese es el instante donde sentirás la magia porque es a esa hora cuando las columnas de vapor crecen mostrando todo su esplendor, creando un bello contraste de luz entre las montañas que lo rodean. Al estar en gran altura, la sensación térmica es por debajo a los grados que estamos acostumbrados. Es importante que te vistas de acuerdo a esta información. Bajo los primeros rayos del sol, Los Geyser del Tatio se dejan apreciar. Este espectacular fenómeno se origina principalmente por el magma que calienta la tierra y que a su vez calienta el agua, lo que genera que el vapor tenga la necesidad de salir por alguna parte.  En cuanto a la actividad termal, el Tatio abarca un área de aproximadamente 10 km2 e incluye más de 80 tipos de geysers; entre fumarolas, agua, estanques de barro hirviendo, estanque burbujeantes y manantiales que equivalen al 8% de los que existen en todo el mundo.

Procura transitar entre las piedras amarillas, sigue el circuito establecido por los guías, sigue las instrucciones, te puedes quemar si te acercas demasiado a un geiser, cuida del lugar para que todos puedan seguir visitandolo.

La segunda parte cuenta con un momento para bañarse en las aguas termales. Estas son aguas subterráneas que tienen aproximadamente 30 grados de temperatura y que contienen una alta concentración de azufre y otros minerales. Sin duda una experiencia imperdible, tienes entre 30 a 40 minutos para esta actividad dentro de un tour; recuerda que puedes optar por visitar Los Geyser del Tatio por tu cuenta, solo debes pagar una entrada general de $7.000 pesos. Si tomas esta alternativa, prepara el vehículo previamente. Revisa que se encuentre en condiciones, dirígete a cargar combustible en la única bencinera ubicada en calle Toconao y toma la ruta B-245, una de las más rápidas y directas.

Deja tu comentario: